Publicidad de Recuerdo de medicamentos: las reglas cambian

Continuamos nuestro fascinante viaje a través del Código de Farmaindustria, explorando una práctica que cambia las reglas del juego en la promoción de medicamentos: la Publicidad de Recuerdo. En esta quinta parada, desentrañaremos el significado y la intención detrás de esta práctica, permitida bajo ciertas condiciones.

Cuando las reglas cambian: Publicidad Documental vs Publicidad de Recuerdo

En la anterior parada se discutió, de acuerdo con el Artículo 2.1 del Código de Farmaindustria, la importancia y necesidad que tienen los laboratorios de facilitar el Contenido Mínimo en cada pieza publicitaria. Recordamos que el Contenido Mínimo, o Ficha Técnica «extendida», se compone de la Ficha Técnica que se puede encontrar en la web de CIMA o la EMA, más las condiciones de prescripción y dispensación, presentación y precio del medicamento. 

No obstante, hay que añadir que el Contenido Mínimo, de acuerdo con el Real Decreto 1416/1994, únicamente se limita a la Publicidad Documental. Ésta se puede definir como todas aquellas publicaciones cuyo objetivo es el de proporcionar al Profesional Sanitario (PS) información detallada del medicamento, sobre la posología, indicación, eficacia, seguridad, competidores, etc.

Por otro lado, la otra modalidad de publicidad que presenta el Real Decreto 1416/1994 a destacar es la Publicidad de Recuerdo. Ésta, en cambio, tiene un enfoque completamente diferente. Su principal objetivo es recordar la existencia de un medicamento en el mercado, en lugar de proporcionar información detallada sobre el mismo. 

Infografia Publicidad Documental vs Publicidad de Recuerdo de Medicamentos

Para garantizar un equilibrio en la información que recibe el PS, es esencial acompañar la Publicidad Documental con el Contenido Mínimo. Dado que este tipo de publicidad puede contener una cantidad significativa de información detallada, la Ficha Técnica «extendida» se convierte en un recurso fundamental para proporcionar al Profesional Sanitario un documento honesto, completo y balanceado. Por esta misma razón, en la Publicidad de Recuerdo no es necesario incluir el Contenido Mínimo, ya que ésta no proporciona la información detallada que sí se ofrece en la Publicidad Documental.

Limitaciones de la Publicidad de Recuerdo

La Publicidad de Recuerdo, como se ha comentado anteriormente, tiene un objetivo claro: recordar la existencia de un medicamento en el mercado. Sin embargo, en España, esta publicidad únicamente se permite en medicamentos que han recibido la autorización de comercialización hace más de dos años. Esta limitación tiene una razón obvia: no tiene sentido hacer un recordatorio de un medicamento que, por su corta vida, aún es novedoso, ya que resulta innecesario y potencialmente redundante para el PS. 

Además, para garantizar una Publicidad de Recuerdo honesta y equilibrada, teniendo en cuenta su intención recordatoria y que no va a venir acompañada del Contenido Mínimo, estas piezas publicitarias únicamente pueden incluir el nombre comercial, principio activo del medicamento y logo de la compañía.

Publicidad de Recuerdo de medicamentos

Para garantizar una Publicidad de Recuerdo honesta y equilibrada, estas piezas únicamente pueden incluir el nombre comercial, principio activo del medicamento y logo de la compañía.

Esto significa que no se permite incluir información adicional, como detalles sobre las indicaciones, posología, efectos secundarios u otras características del medicamento. La intención aquí es exclusivamente recordar al Profesional Sanitario la existencia y comercialización del medicamento, no proporcionar nuevos detalles. Por lo tanto, toda información de más se desviaría de la verdadera intención de la Publicidad de Recuerdo, teniendo con ello que facilitar el Contenido Mínimo que exige el Código. En este caso, estaríamos hablando claramente de una pieza publicitaria documental. 

Infografia Publicidad de Recuerdo de Medicamentos

Cuando lo establecido supera a lo novedoso

En un mundo donde a menudo asociamos lo «nuevo» con lo mejor, tanto en la Industria Farmacéutica como en la sociedad en general, la noción de que algo que no es «nuevo» sea beneficioso puede resultar inusual. Las compañías farmacéuticas suelen etiquetar sus nuevos medicamentos como «nuevos y mejorados», y en nuestra sociedad moderna, esto tiende a ser visto como superior a lo ya existente. Sin embargo, aquí es donde la Publicidad de Recuerdo da un giro interesante.

Cuando hablamos de medicamentos, no ser «nuevo» en realidad tiene sus ventajas. En el caso de la Publicidad de Recuerdo, se parte del supuesto de que el Profesional Sanitario ya está familiarizado con el medicamento en cuestión. No es necesario presentar una descripción detallada, ya que el medicamento ha estado en el mercado durante al menos dos años. Además, esto puede mejorar la eficacia y seguridad del tratamiento en el paciente, puesto que el médico conoce sus problemas y ventajas, permitiéndole abordarlos de manera efectiva. 

Cuando hablamos de medicamentos, no ser «nuevo» en realidad tiene sus ventajas […]. Esto puede mejorar la eficacia y seguridad del tratamiento en el paciente, puesto que el médico conoce sus problemas y ventajas, permitiéndole abordarlos de manera efectiva. 

Publicidad de Recuerdo de medicamentos

En lugar de introducir algo novedoso que requiere que el médico se adapte y se informe, la Publicidad de Recuerdo se basa en el conocimiento existente del medicamento por parte del médico. Esto significa que, simplemente a través de este tipo de promoción y sin la necesidad de proporcionar el Contenido Mínimo, se puede llegar de manera efectiva al PS.

La Publicidad de Recuerdo: Simple y efectiva

La Publicidad de Recuerdo es una práctica habitual dentro del mundo de la promoción de medicamentos. Su objetivo principal es recordar la existencia de un medicamento en el mercado, sin proporcionar información adicional. Aunque no se requiere del Contenido Mínimo en esta modalidad, el material publicitario debe cumplir con el resto de la legislación y el Código de Farmaindustria para garantizar la independencia del PS. Es fundamental recordar que el material publicitario debe ser objetivo y honesto, siendo transparente con su verdadera intención: publicitar un medicamento

Al ser una forma más de publicidad de medicamentos, de acuerdo con el Artículo 9 del Código, que veremos en próximas entregas, deberá igualmente ser aprobada previa a su difusión por el Servicio Científico de la compañía, o, en su defecto, por departamentos externos que actúen como tal, como nuestro departamento especializado en la revisión de materiales promocionales, Medical Governance.

¡Gracias por acompañarnos en este viaje hacia una Industria Farmacéutica más ética y responsable!

En futuras paradas, continuaremos explorando los principios que sustentan nuestro sector. No olvidéis seguirnos para más actualizaciones y compartir vuestras reflexiones en los comentarios. Juntos, podemos impulsar una Industria Farmacéutica más transparente y segura.

¡Hasta la próxima parada!

Autor | Pablo Colmenarejo (Medical Governance Project Manager en Meisys)


¿Necesitas soporte en la revisión de la publicidad de tus medicamentos?

Add a Comment

Your email address will not be published.