¿Cómo lograr la aceptabilidad de un material promocional en la Industria Farmacéutica?

¡Bienvenidos a un capítulo de nuestro viaje a través del Código de Farmaindustria! En esta ocasión, nos sumergimos en los preceptos que contienen los Artículos 4 y 5, dos pilares fundamentales que definen la integridad y la transparencia en el terreno de la publicidad de medicamentos. Estos artículos, enraizados en la ética y la legalidad, son fundamentales para preservar la relación con los Profesionales de la Salud, asegurando una información respetuosa que respalde la confianza en la Industria y proteja el bienestar público.

Armonía científica: La importancia de la aceptabilidad

La aceptabilidad, un término recogido en el Artículo 4 del Código de Farmaindustria, se refiere al respeto hacia la audiencia en el tono y contenido de las actividades y materiales desarrollados en la Industria Farmacéutica. Los materiales y actividades siempre deben respetar el nivel profesional de los destinatarios. Esto implica ajustar el modo y la información transmitida a la audiencia, con una orientación estrictamente científica y sin perjuicio a la integridad de la sociedad.

Profesional Sanitario consultando un material promocional desarrollado en la Industria Farmacéutica.

Los materiales y actividades son aceptables si siguen el ritmo del compás que marca la ciencia y la ética. Sin embargo, cuando las notas de este compás no se respetan, el baile de la información se desequilibra. La falta de atención a la audiencia o la inclusión de información incorrecta o insustancial podrían ser la discordia que desafina la armonía necesaria para transmitir conocimiento con integridad.

¡Solo evidencias científicas! Evitando contenidos inapropiados

No sería aceptable de ninguna manera incluir aspectos irrespetuosos o contenidos no relacionados con la naturaleza médico-científica. La inclusión de información política, religiosa u ofensiva en un material o actividad desarrollada en el ámbito de la Industria Farmacéutica puede comprometer la percepción que tiene la sociedad de la Industria, suponiendo un grave riesgo para la salud pública. 

La aceptabilidad no solo implica respetar el nivel de la audiencia, sino también la naturaleza del medicamento. Como desarrollamos en la publicación «Claves para presentar la información en la promoción de medicamentos», el material promocional debe basarse siempre en evidencias científicas contrastadas y verificables, y debe presentar los beneficios y los riesgos de forma equilibrada y objetiva. Es totalmente contrario al Código, incluir información falsa, engañosa o exagerada sobre los productos o servicios que se promocionan, así como omitir datos relevantes sobre su eficacia, seguridad o calidad.

Seamos transparentes: Las cartas boca arriba

Si queremos jugar nuestras cartas para hacer promoción, ir de farol no es una actividad permitida. La transparencia de un material promocional se refiere a la claridad y honestidad con la que se muestra la intención publicitaria del mismo. Recordemos que debemos siempre respetar el ambiente en el que nos encontramos, por lo que siempre deberemos mostrar las cartas desde el inicio.

El Artículo 5 aboga por la transparencia en la publicidad, rechazando cualquier promoción encubierta o engañosa. Desgraciadamente, se han visto casos de publicidad encubierta, en la cual el laboratorio no ha sido transparente con su intención. Además, como podéis ver en la publicación «Publicidad Comparativa: ¿Qué recursos están prohibidos?», más del 5% de todas las denuncias del Código están relacionadas con este artículo.

Tres pilares para la aceptabilidad de un material promocional: claridad, honestidad y transparencia.

Se debe distinguir claramente entre la intención no promocional y la publicitaria, permitiendo que la independencia de juicio del Profesional Sanitario se mantenga intacta. Cualquier colaboración o patrocinio por parte de la compañía debe ser transparente y claramente visible en los materiales promocionales, evitando así cualquier opacidad que pueda comprometer la relación con el Profesional de la Salud.

No se debe, por lo tanto, ocultar ni disfrazar el carácter promocional del material, ni tampoco hacer uso de medios o canales que puedan inducir a confusión sobre su naturaleza o procedencia. Por ello, consideramos que también es necesaria, con el fin de garantizar la intencionalidad, una revisión de los materiales no promocionales por parte de equipos expertos. En Meisys disponemos del departamento de Medical Governance, un equipo experto en mirar con lupa y lente de aumento este tipo de materiales, para evitar cualquier tipo de publicidad encubierta en los materiales, a priori, informativos.

Transparencia con el patrocinio

A su vez, por motivos de transparencia, cualquier colaboración o patrocinio de una compañía en un material, congreso, evento u otra actividad relacionada con los Profesionales Sanitarios debe ser evidente, apareciendo el logo de la compañía en el material o en el lugar donde se desarrolle la actividad. De esta forma, se evita generar dudas o suspicacias sobre la posible influencia o sesgo de la compañía en el contenido o en el desarrollo de la actividad. Además, se contribuye a mostrar una imagen positiva y responsable de la Industria Farmacéutica y de la compañía, demostrando su compromiso con el avance científico y profesional del sector.

Descifrando el Código

En resumen, los Artículos 4 y 5 del Código de Farmaindustria delimitan los estándares de aceptabilidad y transparencia para los materiales promocionales dirigidos a Profesionales Sanitarios. Estas reglas no solo buscan asegurar el respeto al nivel profesional de la audiencia, sino también salvaguardar la imagen de la Industria Farmacéutica y de las compañías. Cumplir con estas directrices es una responsabilidad ética y legal, además de una oportunidad para cultivar la confianza y credibilidad entre los Profesionales de la Salud.

Mantener una publicidad ética, coherente con la Ficha Técnica y emplear recursos publicitarios de manera honrada, son pilares cruciales para preservar la transparencia en la información ofrecida. Esto contribuye a fomentar decisiones informadas y seguras para el bienestar de los pacientes.

¡Gracias por acompañarnos en este «Viaje por el Código de Farmaindustria»!

En las próximas publicaciones, seguiremos explorando los fundamentos que rigen una Industria ética y responsable. Esperamos seguir compartiendo conocimientos y reflexiones sobre estas temáticas. ¡Hasta la próxima parada!

Autor | Pablo Colmenarejo (Medical Governance Project Manager en Meisys)


¿Necesitas soporte en la revisión de la promoción de tus medicamentos?

Add a Comment

Your email address will not be published.