News

Comparte en tus redes sociales

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Entrevista Dra. Patricia Ortega. Directora General de MEISYS (Medical Information System)

Una empresa madrileña formada por profesionales expertos en salud trabaja, desde 2007, para contribuir a través de sus conocimientos y servicios a lograr un sistema sanitario eficiente. Hablamos con la Dra. Patricia Ortega, su Directora.

¿Qué aporta Meisys al sector de la Salud?

Meisys es una empresa de consultoría científica. Trabajamos, fundamentalmente, para laboratorios farmacéuticos y, con nuestro profundo conocimiento médico-científico y una visión clara de la industria y de sus necesidades actuales, aportamos soluciones, productos de alta calidad e innovadores para desarrollar los servicios de un departamento médico convencional, sin I+D.

Háblenos de los servicios que ofrecen

Estamos divididos en tres áreas de servicios: Registros, Farmacovigilancia y el Área Médica.

Desde Registros damos soporte a todas las actividades administrativas obligatorias para el registro y la comercialización de medicamentos.

En cuanto a la Farmacovigilancia (seguridad del medicamento), disponemos de una base de datos novedosa para registrar y tramitar las comunicaciones obligatorias de reacciones adversas que deben hacer los laboratorios de sus fármacos. Hemos sido pioneros en este sector, ya que tradicionalmente este es un servicio que la industria se negaba a externalizar por la responsabilidad que entraña. Nos hemos ganado la confianza de nuestros clientes gracias a la profesionalidad y las garantías que ofrecemos para llevar a cabo este servicio. Prueba de ello son las numerosas auditorías externas que hemos tenido y hemos culminado con éxito.

El Área Médica es la más amplia: los servicios abarcan desde la información médica (consultas, requerimientos, soporte, etc.) hasta las actividades técnicas y científicas de apoyo a marketing y ventas de los laboratorios (organización de reuniones científicas, la realización de webs y aplicaciones para smartphones, etc.)

Otro de nuestros servicios con mayor demanda es el “medical writing”, clave para los médicos, ya que muchos de ellos no disponen de tiempo para poder publicar sus investigaciones en las revistas científicas. En este punto, Meisys se encarga de asesorar y realizar todas las tareas necesarias para publicar los resultados de sus investigaciones.

¿Cuáles son sus objetivos y perspectivas de cara a futuro?

Estamos saliendo de una gran crisis que ha supuesto una serie de importantes cambios en el sector farmacéutico, obligando a los laboratorios a crear departamentos más especializados con plantillas más ajustadas. Nuestro objetivo es seguir trabajando y seguir formándonos para aportar soluciones ajustadas y aproximaciones innovadoras a nuestros clientes. Nuestra vocación es liderar la consultoría científica en España.

Nuestras perspectivas son optimistas de cara al futuro y tenemos previsión de crecer de forma sólida y sostenida en los próximos años.

¿Qué dificultades están detectando en este sentido?

Yo diría que son de dos tipos: una es económica y la otra de aportación de valor. A nadie se le escapa que en salud hay que hacer una apuesta clara por la innovación, pero ¿cuál es la innovación y cual es su verdadero valor? ¿Cuánto podemos pagar por ella?

Lógicamente, la visión de la industria y la de la administración son diferentes. Pero hay algo claro: han de entenderse y han de hacerlo de forma global.

Parece complejo explicar por qué medicamentos novedosos e innovadores que han sido ya aprobados por la Agencia Europea del Medicamento y, por tanto, se pueden comercializar en toda Europa, no tienen presencia en España. Esos medicamentos están ahí, pero no tenemos acceso a ellos.

Aun así, soy optimista. Creo que la crisis ha evidenciado realidades que, tarde o temprano, hubieran aparecido de cualquier forma. Ahora que la economía española comienza a florecer, no nos podemos quedar a la cola de Europa en el sector de la salud.

¿Hacia dónde se dirige este sector en España?

Hemos pasado una profunda crisis que ha cuestionado nuestro modelo sanitario. Los fármacos no son más del 20% del gasto sanitario en España. Diría, sin temor a equivocarme, que tenemos uno de los sistemas sanitarios mejores del mundo.

Un modelo comercial ajustado y cada vez más cercano a la ciencia “por parte de la industria” así como la flexibilización de las barreras de acceso a los nuevos fármacos “por parte de la administración” marcarán el futuro de este sector en España.

Noticia publicada en: La Razón el 2 de mayo de 2014